¿SMART?

Actualmente está muy de moda utilizar el término “SMART”  para cualquier aspecto de la vida que consideremos innovador, inteligente, útil, astuto…(SMARTDESIGN, SMARTPHONE, SMARTCITY, SMARTINNOVATION, SMARTGRID…) Me planteo si son necesarios en nuestra sociedad tantos términos SMART y si realmente estamos teniendo en cuenta que el fin último de cualquier actividad social que se desarrolle es la mejora colectiva.

No vamos a adentrarnos en todo el abanico de conceptos SMART que circulan por los medios de comunicación, vamos a centrarnos en los términos que nos importan en esta serie, SMARTBUILDING, SMARTCITY y SMARTURBANISM, que conforman una línea de pensamiento vinculada a otros campos pero que voy a intentar sintetizar. Si estudiamos un poco estos términos nos daremos cuenta, con un poco de picardía, de que a pesar de ser necesarios en la sociedad actual y de que serán la manera de adaptar las ciudades y los espacios en los que vivimos a una manera “nueva” de vivir, de que están excesivamente potenciados e incluso introducidos a la fuerza por empresas de base tecnológica, que deben diversificar su líneas de negocio e intentan vendernos sus productos con calzador.   IBM   /  TELVENT

Viendo el modo de vida actual en las ciudades económicamente avanzadas se me hace difícil pensar en una rápida adaptación de los ciudadanos, incluso de sus dirigentes, a la conversión de sus espacios en smart. ¿Estamos preparados para dar el salto?, ¿Hay alguna base “social-educativa” que nos indique esta preparación?, ¿Qué es una ciudad inteligente?, ¿Haablamos de un edificio?…

Para sintetizar las definiciones más comunes que podemos encontrar son las siguientes:

  • Las referentes a las medidas técnicas adoptadas para le reducción de la huella de carbono de las emisiones de las ciudades.http://www.smartcitymalaga.es/
  • Las referentes a las medidas técnicas adoptadas para mejorar la movilidad urbana de las ciudades. http://www.eunoia-project.eu/doc/about/
  • Podríamos plantearnos otros aspectos que englobaran el término smart, y que no tuvieran que ver con la dualidad TIC-EFICIENCIA ENERGÉTICA, TIC-MOVILIDAD URBANA.

Probablemente sea más conveniente aunar esfuerzos unificando conceptos, y a la hora de diseñar las ciudades y sus transformaciones ser más generalistas, para lograr que los beneficios de la conversión a smart sean futuros y no pretender obtener resultados a corto plazo.

Como avance de los posts que hablarán de los términos “SMART” propongo la eterna cuestión, ¿qué fue antes, el huevo o la gallina?, ¿Empezamos a trabajar con  el SMARTURBANISM o con los SMARTBUILDING? Que finalmente serán los que conformen las SMARTCITIES… O podríamos hablar de la gestación inicial de lo que denominaremos “SMARTSOCIETY”,  es decir, educación a la ciudadanía para poder afrontar la aparición de este tipo de ciudades. Creo que la semilla para desarrollar una SMARTSOCIETY es que todos los ciudadanos se sientan partícipes de la misma, proponiendo utilizar las TICS para su desarrollo mediante el sistema OPENGOVERMENT, parte fundamental para el correcto y democrático desarrollo de las ciudades modernas.

Por último y a modo anecdótico, se me antoja mostrar dos imágenes de ensanches urbanísticos culminados recientemente, uno Bilbao y el otro en S/C de Tenerife. El ejemplo parece que no viene al caso pero creo que es ilustrativo. Me planteo la siguiente pregunta ¿estamos preparados en algunas ciudades para convertirnos en SMARTCITIES  si ni siquiera parece que estemos capacitados para prever las formas físicas definitivas de las ciudades? Como apreciamos en la imagen, en la remodelación urbana de la ciudad de Bilbao se remata el eje de la Gran Vía, que arranca en la ciudad vieja con la torre de Iberdrola. Sin embargo en Santa Cruz de Tenerife, tras apostar por un edificio que genera atracción arquitectónica hacia la ciudad y transforma su skyline, el Auditorio de Tenerife,  en la segunda principal vía de acceso y la primera desde el punto visual de la misma, se produce una interferencia  evidente con una edificación, lo que me hace pensar que a nuestra ciudad le queda un largo camino que recorrer para transformarse en SMART. Aceleremos la transformación entre todos.