Urbanismo NO sostenible (II) el caso de Panamá y Costa Rica

Arriba, San José de Costa Rica. Abajo, Ciudad de Panamá

En un reciente viaje que he realizado por Centro América, más concretamente a La Ciudad de Panamá y San José de Costa Rica he apreciado claramente dos modelos de crecimiento urbanístico, ambos inadecuados y ambos inacabados. Me planteo escribir esto tras la lectura de un artículo del Alcalde de San José, Johnny Araya Monge, titulado “Nuevo paradigma de la planificación urbana” publicado en el diario “La Nación”.

En el esboza las líneas básicas para generar un Nuevo Modelo de una Ciudad más Sostenible, la eliminación del desarrollo urbano norteamericano incluyendo un cambio de modelo en la movilidad urbana.

San José es una ciudad que se ha extendido en superficie con baja densidad, esto implica un consumo exagerado de recursos limitados como son el suelo y la energía. Los consumos energéticos se disparan, los transportes difícilmente pueden ser públicos, un transporte público eficiente necesita de una densidad de población adecuada para su rentabilidad tanto económica como medioambiental. San José igual se ha dado cuenta tarde de su “problema” pero la intención es la mejor y probablemente muchas zonas de la ciudad se reconvertirán y serán más sostenibles pero sobretodo habitables.

El caso de Ciudad de Panamá, aquí no sabría decir si la construcción en altura del centro es por eficiencia o por especulación urbanística, sea lo que sea, están en mejor situación que San José para la reconversión a un “urbanismo sostenible”, aunque todavía le queda mucho camino por recorrer, ya tienen la densidad necesaria para generar una red de transportes eficientes, el consumo de suelo se ha limitado y se está intentando abrir corredores verdes, aunque todo esto está provocando la queja continua de los habitantes  a cuenta del caos circulatorio continuo. Esto se produce claramente por la unión de modelos urbanísticos contrapuestos, la densidad poblacional que genera una trama urbana en altura muy transitada con el modelo de movilidad urbana norteamericana, sólo con transporte privado. Parece ser que los gobernantes  se han dado cuenta y recientemente se han comenzado a realizar las obras de la primera línea de metro de la ciudad. Tardarán en reconvertir la ciudad pero parece que el camino es el correcto.

Todo esto me hace recordar en el territorio ínfimo en el que habitamos los canarios, el recurso más limitado que tenemos, EL TERRITORIO, lo hemos consumido elaborando planes urbanísticos claramente insostenibles, ¿ por qué  no centralizar más el consumo de suelo y construir en altura que realmente es lo más ecológico?.